Raíces del Sistema


”La disciplina es: Saber lo que tienes que hacer. Saber cuando hacerlo. Hacerlo hasta el extremo de tus habilidades y hacerlo así cada vez.”

 

 
Más Información

Raíces del Sistema


Imi Lichtenfeld

Imi Lichtenfeld

El fundador del Krav Maga, Imi Lichtenfeld, nació en 1910 en Hungría, pero creció en Bratislava, Checoslovaquia. Un atleta natural, ganó el campeonato juvenil eslovaco de lucha en 1928, y un año después ganó el campeonato para adultos en la división de peso Welter. El mismo año ganó tanto el campeonato nacional de boxeo como el campeonato internacional de gimnasia. Para la siguiente década ganó su lugar como uno de los mejores luchadores de Europa. Sin embargo, la mayor influencia de Imi fue su padre, Samuel, quien era oficial de policía e instructor de Defensa Personal. Samuel empezó como acróbata de circo y luchador, poco tiempo después ingresó al departamento de policía y sirvió en él 30 años como Jefe de Detectives. Adquirió fama por su impresionante record de arrestos y particularmente por las capturas que realizó de criminales peligrosos.

Cuando Samuel no estaba persiguiendo a criminales violentos enseñaba técnicas de Defensa Personal en su gimnasio llamado Hércules el cual fue el primer gimnasio de Bratislava. Durante los entrenamientos Samuel constantemente hacia énfasis en la necesidad de mantener una buena moral tanto con los sospechosos como con el público.

En la década de 1930 Imi perfeccionó sus habilidades de pelea en las calles de Bratislava, protegiéndose a sí mismo y a otros judíos de los matones fascistas locales. Formó parte en numerosas peleas para prevenir que turbas antisemitas aterrorizaran a la comunidad judía de la ciudad. Estas peleas agudizaron en Imi el sentimiento de que había una diferencia sustancial entre la práctica de lucha deportiva y una pelea callejera. Este fue el momento en el cual las semillas del Krav Maga quedaron plantadas en su mente.

Para el final de la década de los 30´s Adolph Hitler y su ejército Nazi habían convertido a Europa en un campo de batalla y por lo tanto en un lugar peligroso para los judíos. Imi luchó para proteger a su familia y a sus vecinos de los antisemitas, esto lo hizo rápidamente muy impopular entre las autoridades locales y fue forzado a irse en 1940.

Después de varios años de viajes, Imi llegó a Israel, que entonces era llamado Palestina. Se unió al Haganah, una organización paramilitar que luchaba por la independencia judía. Durante este tiempo enseñó a los soldados habilidades básicas de Combate Cuerpo a Cuerpo y su reputación creció.

En 1948 se forma el Estado de Israel. El gobierno de reciente creación le pidió a Imi desarrollar un sistema efectivo de combate, que más tarde se llamaría Krav Maga. Eventualmente el Haganah se incorporaría a las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF) e Imi se convertiría en el Jefe de Instructores de Krav Maga y Acondicionamiento Físico.

La Historia de Imi e Israel es importante para cualquiera que esté interesado en entender la naturaleza del entrenamiento del Krav Maga. Desde el momento en que nació, el Estado de Israel estuvo en guerra con sus vecinos. Israel necesitaba formar un ejército de forma inmediata, enviando soldados a la batalla con un entrenamiento mínimo y sin tener tiempo para volverlos a entrenar o para proporcionarles cursos de actualización. Por esta razón, las técnicas de combate tenían que ser fáciles de aprender y fáciles de recordar bajo estrés, incluso si no se tenía suficiente tiempo para entrenar a los soldados. Adicionalmente las Fuerzas de Defensa Israelíes estaban enviando a la batalla a soldados de todas las edades y habilidades, desde guerreros con 18 años hasta granjeros de 40 años. El sistema de combate tenía que ser accesible a una amplia variedad de soldados, no solo a atletas en su mejor momento.

La solución de Imi fue basar la porción de Defensa Personal de sus técnicas de combate en los instintos naturales del cuerpo. En vez de decidir qué es lo que quería que un soldado hiciera, empezó a observar las reacciones del cuerpo bajo estrés, y usó estas reacciones instintivas como los cimientos de su sistema de Defensa Personal. Esta perspectiva garantiza que la mecánica del sistema permanezca cerca de los movimientos naturales del cuerpo. Y tan importante como eso, reduce el tiempo de reacción, especialmente bajo estrés, ya que las técnicas están cerca de las reacciones innatas del cuerpo aun con estrés, es como normalmente responderíamos.

Otro elemento que Imi agregó al Krav Maga fue la agresividad. Esta actitud también surgió a partir del predicamento de Israel para su establecimiento. La guerra siempre es sangrienta y brutal, pero a través de la historia muchas guerras han terminado con una especie de acuerdo: el ganador y el perdedor firman un tratado, y el perdedor a menudo sobrevive de algún modo. El objetivo declarado de los enemigos de Israel era borrarlos de la faz de la tierra. Por esta razón Israel siempre ha creído que nunca puede perder una guerra: perder significa dejar de existir. En consecuencia Israel trata cada batalla, cada guerra como una lucha por sobrevivir. Esta actitud ha permeado todos los aspectos de su entrenamiento, incluyendo el combate mano a mano. En el Krav Maga se reacciona agresivamente a los ataques violentos, moviéndose inmediatamente para neutralizar al atacante. Siempre entrenamos con el espíritu de “nunca renuncie, nunca se rinda” porque otra vez, viendo hacia atrás, a la historia del sistema, los resultados de renunciar pueden ser devastadores.

Debido a su vasto conocimiento y a su personalidad sobresaliente, Imi fue considerado como una leyenda viviente por sus numerosos estudiantes y compañeros, quienes lo respetaban casi como a un Gurú. Él creó una moderna disciplina de Defensa Personal que incorpora las características centrales de su personalidad y refleja los acontecimientos que conformaron su fascinante vida. Exactamente como el mismo Imi, el método de Krav Maga es lógico, intuitivo, directo y práctico, pero ante todo, sensible y humanista.

Imi Lichtenfeld (Sde-Or) se sirvió de su comprensión excepcional del cuerpo humano y de las dinámicas humanas para establecer un sistema diferente de Defensa Personal y Combate Cuerpo a Cuerpo. Su extensa experiencia personal en situaciones violentas de la vida real, así como su conocimiento en varios sistemas de defensa (incluyendo lucha libre y boxeo, en los cuales destacó en su juventud), fueron integrados ingeniosamente en el Krav Maga. Este sistema de defensa fue desarrollado, probado y mejorado durante la larga carrera de Imi en las Fuerzas de Defensa de Israel y más tarde adaptado para la vida civil.

El sistema Krav Maga fue inicialmente enseñado solo a las Fuerzas de Defensa Israelíes, Policía Nacional y Servicio Secreto, esto debido a su increíble efectividad. Desde entonces el Krav Maga se ha trasmitido a la población civil y ahora se enseña en Europa, Escandinavia, Canadá, Japón, los Estados Unidos y por fin en México. En algunos de estos países, el Krav Maga fue adoptado formalmente por organismos gubernamentales y agencias encargadas de hacer cumplir la ley, quedando incorporado dentro de su programa de entrenamiento.

A pesar de su fiera apariencia, Imi nunca fue una persona belicosa y buscaba ansiosamente la paz, la cual consideraba como el más grande de los logros. Siempre les dijo a sus estudiantes que era esencial para destacar en su entrenamiento del Krav Maga, que no utilizaran fuerza excesiva o innecesaria, incluso en situaciones que pusieran en peligro la vida. Su mayor deseo fue que la enseñanza del Krav Maga finalmente evolucionaría en una hermandad internacional entre sus practicantes sobrepasando el odio, la hostilidad y las fronteras nacionales.

 


 
Más Información